La importancia del dinero en nuestra forma de vida actual ha originado que se preste mucha atención a como se administra el mismo, tanto como para personas en su vida cotidiana como para las empresas, lo cual ha permitido el origen de diferentes disciplinas que apoyan el estudio de la generación y gasto de los recursos financieros que obtenemos por nuestro trabajo diario, así como las formas de generación de ingresos financieros por medio de inversiones.

Los conceptos de administración financiera han crecido de tal manera, que son aplicables en el terreno profesional y laboral a cualquier tipo de organización. Dado que la importancia del dinero en el desarrollo de la vida diaria ha motivado desviado una especial atención hacia la forma en cómo se gasta o administra el mismo, originando ciertas disciplinas que apoyan el estudio de generación y el gasto de los recursos obtenidos por el trabajo diario y de las inversiones.

 

 

Origen.

En el mundo empresarial surgido a raíz de la Revolución Industrial y del capitalismo, la administración financiera devino en una parte esencial de la economía y de los negocios y se convirtió en un área de estudio aparte a principios del siglo XX.

Hasta entonces el conocimiento en la materia se limitaba al registro de los procedimientos del mercado de capitales, sin métodos analíticos y mecanismos de comprensión y divulgación que hicieran de la historia financiera empresarial un área teórica.

 

Concepto de administración financiera.

Podemos decir que las finanzas son el arte y la ciencia de la administración del dinero, por lo que la administración financiera es una disciplina que nos ayuda a planear, producir, controlar y dirigir nuestra vida económica. Para tener más claro lo anterior, comenzaremos con analizar algunas definiciones.

  1. Se encarga de ciertos aspectos específicos de una organización que varían de acuerdo con la naturaleza de acuerdo con la naturaleza de cada una de estas funciones, las funciones más básicas que desarrolla la Administración Financiera son: La Inversión, El Financiamiento y las decisiones sobre los dividendos de una organización.

 

  1. La Adminiztración Financiera es el área de la Administración que cuida de los recursos financieros de la empresa. La Administración Financiera se centra en dos aspectos importantes de los recursos financieros como lo son la rentabilidad y la liquidez. Esto significa que la Administración Financiera busca hacer que los recursos financieros sean lucrativos y líquidos al mismo tiempo.

 

  1. Por definición, la Administración Financiera dentro de una organización, consiste en la planificación de los recursos económicos, para definir y determinar cuáles son las fuentes de dinero más convenientes, para que dichos recursos sean aplicados en forma óptima, y así poder asumir todos los compromisos económicos de corto, mediano y largo plazo; expresos y latentes, que tenga la empresa, reduciendo riesgos e incrementando el valor de la organización, considerando la permanencia y el crecimiento en el mercado, la eficiencia de los recursos y la satisfacción del personal.

 

Pero, realmente, analizando los tres conceptos anteriores nos genera una duda, ¿qué es la administración financiera?

La podemos definir como la parte de la administración que se encargada de velar por los recursos financieros de una empresa, centrándose en la liquidez y la rentabilidad de los mismos, haciéndolos elementos lucrativos a favor del crecimiento de dicha empresa, o para personas.

Similar a una empresa, las familias generan y gastan recursos para conseguir un objetivo financiero y, al igual que una organización con fines de lucro, en las familias deberá de buscarse la maximización de la utilidad de los ingresos de las personas que traen dinero a la casa, como los papas o hijos que se encuentren en etapa productiva, que se verán reflejados en resultados financieros positivos, es decir, crecimiento y mayor bienestar familiar como la compra de nuevos activos (muebles, utensilios, diversiones), o la compra de una nueva casa si se solicita, quizás un nuevo automóvil, etc.

Al igual que las empresas, las personas generan y gastan sus recursos para conseguir un objetivo financiero, crecimiento y un mayor bienestar. En nuestro país el nivel de ingresos no es muy alto, pero eso no quiere decir que la riqueza familiar no se pueda incrementar; el problema radica en la falta de administración de los ingresos personales.

El éxito financiero consiste en obtener mayores beneficios, generando un proceso de planeación personal para identificar la situación actual, definiendo objetivos y metas en la vida como método de auto-motivación, buscando una razón por la cual ahorrar y en consecuencia alcanzar el éxito a través de decisiones efectivas.

 

Finanzas, compras, ventas, dinero

Importancia de la administración financiera.

La administración financiera inicialmente solo se ocupó de las empresas ya que el pensamiento financiero únicamente se aplicaba a las organizaciones sin contemplar que el individuo también realizaba estos tipos de movimientos. Debido a la necesidad personal de administrar adecuadamente nuestros recursos o ingresos, se originó la figura del consejero o administrador financiero, que en muchas ocasiones se ve en la figura de un agente de seguros o un ejecutivo bancario, que dan consejos a los clientes sobre cómo invertir su dinero en la compra de acciones o diversos movimientos dentro de los bancos.

La administración financiera tiene por objeto maximizar el patrimonio de una empresa, optimizando el manejo de sus recursos financieros para el logro de objetivos e incrementación de la eficacia y rentabilidad; por tanto, es la disciplina que nos ayuda a planear, producir, controlar y dirigir nuestra vida económica.

Con el proceso de planeación se pueden evitar riesgos y errores, se prevén fondos disponibles para cualquier eventualidad y se evitan posibles endeudamientos; sin embargo, la falta de educación financiera provoca que la mayoría de las personas tengan un deficiente control en sus gastos, sin saber cuánto, cómo ni en qué se gasta, lo que significa vivir al día.

Teniendo un presupuesto de los ingresos y egresos se puede planear una vida financiera fijando los objetivos para gastos y ahorros; analizar las oportunidades monetarias hace del ahorro una inversión eficiente, buscando un menor riesgo y generando una mayor utilidad.

El correcto manejo del dinero es una cualidad de la administración financiera, ya que contabiliza adecuadamente los movimientos de capital y analiza las mejores formas de controlarlo, buscando la disponibilidad de los fondos y la maximización de los intereses.

En otras palabras, consiste en la planificación y proyección de los recursos económicos de la empresa con el fin de determinar y definir las fuentes de dinero convenientes para que estos recursos se apliquen de forma óptima y de esta manera poder asumir los compromisos económicos a corto, mediano y largo plazo que se presenten.

Reduciendo a la vez los riesgos e incrementando el valor de la empresa según el tiempo en el mercado, el crecimiento conseguido, el uso eficiente de los recursos y el grado de satisfacción del personal.

 

 

Importancia de la administración financiera.

La administración financiera genera muchos beneficios a las personas, brindándoles la oportunidad de acceder al plan de vida que desean, evitando endeudarse gastando más de lo que se puede pagar y principalmente dándoles una estabilidad económica a través del mejor uso del dinero.

La eficiente dirección de la empresa depende de las habilidades que tengan las personas que están a su cargo, ello conlleva a una escogencia de un excelente administrador financiero en la organización, o para nuestras actividades cotidianas, pues de él dependerá el manejo de todos los recursos empresariales y en corto plazo, él que brindará las herramientas para la toma de decisiones de la gerencia o en la forma en la que nuestros activos van a ser utilizados. Debemos de tener plena confianza en esta persona.

Uno de los temas que más le preocupa a los directivos y a la alta gerencia es la consecución de personal idóneo y capaz de manejar sus empresas, encontrar personas confiables y que tengan un buen manejo de las estructuras administrativas.

Un buen administrador financiero debe proporcionarle a los accionistas de la empresa, o a su cliente particular, una seguridad plena del conocimiento organizacional que posee, pues no bastara con conocer las estrategias financieras, sino conocer de fondo, cual es la realidad de la empresa en donde labora, cuáles son sus movimientos o las acciones cotidianas que realizan, y esto aplica también para aquellos que aconsejan o asesoran a personas físicas, conocer cuál es el perfil de mi cliente y con base en ello, orientarlo a diversas actividades financiera. Es responsabilidad de ellos desarrollar la gestión financiera encaminada a la toma de decisiones que conlleve la óptima generación de utilidades de la organización o de su cliente personal.

 

 

Objetivos de la administración financiera.

Frente a la administración financiera, y su gestión el responsable, se debe proveer todas las herramientas necesarias a los interesados, para realizar las operaciones fundamentales de la empresa o los clientes, en temáticas relacionadas a un conocimiento de mercado, en los fondos de inversión, en la efectividad en el manejo de recursos, en la consecución de nuevas fuentes de financiación, en mantener la efectividad y eficiencia operacional y administrativa, en la confiabilidad de la información financiera, en el cumplimiento de las leyes y regulaciones aplicables, pero sobretodo en la toma de decisiones

Comúnmente se asume que el objetivo principal de la Administración Financiera radica en la maximización de las utilidades, pues bien, en la práctica es mucho más que eso, y lo es dado que pese a la importancia de la utilidad, existen factores tales como la sostenibilidad y el crecimiento, que hacen que el objetivo básico financiero trascienda el corto plazo.

El administrador financiero debe asegurar el cumplimiento de los objetivos y metas organizacionales. Alguna de sus principales funciones, tanto como para las empresas en donde laboran, como para los clientes que puedan asesorar, se encuentran las siguientes actividades.

  • Analizar oportunidades financieras.
  • Presupuestar y proyectar.
  • Controlar los recursos económicos.
  • Gestionar las inversiones y los activos.
  • Gestionar impuestos.
  • Maximizar utilidades.
  • Gestionar los dividendos.
  • Determinar la viabilidad de las fuentes de dinero (operacionales y de financiación).
  • Debe anticiparse a todos aquellos hechos que pudieran afectar la estabilidad económica de la empresa, calculando el costo que desembocaría una proyección errónea de las de los costes, las ventas o la falta de liquidez.
  • Tomar decisiones respecto a las inversiones que conviene a la empresa realizar.
  • Evaluar, decidir y cumplir respecto a los financiamientos que la empresa necesita hacer para mantener su operatividad.
  • Buscar, ubicar y administrar los recursos económicos que necesita la empresa.
  • Analizar y seleccionar las mejores oportunidades de inversión a fin de garantizar la optimización del uso de los recursos obtenidos.
  • Administrar los riesgos a fin de prever desastres económicos como la banca rota o quiebra.
  • Planear el crecimiento táctico y estratégico de la empresa.

Todas estas funciones deben desarrollarse en aras de garantizar la permanencia y el crecimiento de la organización en el mercado.

 

 

Conceptos relacionados a la administración financiera.

Estos dos conceptos son centrales en la administración financiera y se definen como la posibilidad de que el resultado final difiera del esperado inicialmente (riesgo) y algún evento desfavorable ocurra, y la posibilidad de que los resultados finales brinden crecimiento y ganancias previstas o imprevistas (beneficio).

Sin riesgo no existe beneficio, por eso se suele decir que “quien no apuesta no gana” y que la inversión es el espíritu del crecimiento corporativo.

Asimismo, se habla de tres tipos de riesgo:

  • Riesgo sistemático. También llamado no diversificable o inevitable, está vinculado a elementos o motivaciones externas al sistema financiero, como la política.

 

  • Riesgo no sistemático. Llamado diversificable, evitable o idiosincrático, tiene que ver con dinámicas propias del mercado como conjunto y es posible reducirlo mediante la diversificación.

 

  • Riesgo total. La sumatoria de los dos anteriores riesgos dará como resultado el total.

 

  • Costos de oportunidad. Dado que siempre hay oportunidades de inversión para elegir, el costo de oportunidad es el resultado de la tasa de rendimiento sobre la mejor alternativa de inversión disponible. Es la pérdida que la empresa está dispuesta a asumir por no elegir el mejor uso alternativo de su capital.

 

  • Financiamiento correcto. Un principio en la materia dicta que las inversiones a corto plazo deben pagarse con fondos a corto plazo, y los a largo plazo, con fondos semejantes.

 

  • El uso estratégico de la deuda puede servir para aumentar las ganancias empleando los recursos de un tercero, en un proceso llamado apalancamiento que aumenta el riesgo de inversión, pero también los dividendos de la empresa.

 

  • Diversificación. Los inversionistas prefieren diversificar sus capitales invertidos, es decir, no apostar todo a un solo proyecto, para que los fracasos se compensen con los éxitos y sus finanzas estén siempre estables.

 

 

Conclusiones.

Para concluir, se puede decir que hoy día tanto individuos como compañías desean alcanzar una excelente vida económica, que les permita invertir, comprar y aumentar su capacidad financiera y adquisitiva, es aquí donde la administración financiera ocupa un rol importante que les va a permitir determinar y medir las ganancias y las pérdidas obtenidas, además del comportamiento alcanzado por las ventas, las compras, entre otras funciones.

Todo se presenta y analiza mediante estados financieros, como el balance de resultados que muestra el resultado de la operatividad de la empresa, la utilidad, las perdidas, los excedentes, el balance general por medio del cual se resume y muestra la real situación financiera de determinada empresa, el estado de pérdidas y ganancias, el estado de flujo de efectivo, entre otros balances que se suelen llevar administrativamente.

La eficiencia productiva y la eficiente dirección de las empresas dependen de la adecuada gerencia, de las habilidades de quienes están a cargo, el administrador es la persona con cierto conocimiento que se encargara de llevar y manejar toda la información administrativa y financiera que necesita la gerencia y el departamento contables para lograr esa correcta operatividad.

Ni la dirección, ni la administración son una tarea sencilla, cada tarea y persona que la desarrolla tiene capacidades diferentes y están bajo distintos grados de influencia interna y externa de variables, por ende cuando la empresa adquiere los servicios de capital humano para sus operaciones directivas y administrativas debe estar en capacidad de obtener, clasificar y contratar el personal mejor calificado para cada uno de los puestos, personas que cumplan con las cualidades que se describieron a lo largo de este artículo, pero sobretodo que sobresalgan por su liderazgo y capacidad de hacer cumplir objetivos en el menor tiempo posible.