Días maravillosos se viven en mi ciudad, así como las mañanas que arrullan a los edificios y saludan los rayos del sol a todos aquellos automovilistas que apresurados van a trabajar.

Anuncios