factores-clima-laboral

En un articulo anterior hemos definido y dado algunas pautas para determinar un clima organizacional y que este sea sano, pero cuando nos referimos a un clima laboral, ¿de que estamos hablando? Pareciera ser lo mismo, sin embargo, tiene pequeñas diferencias, conozcamoslas.

Resumiendo, brevemente, acordamos que el clima organizacional se refiere al conjunto de propiedades medibles de un ambiente de trabajo, según son percibidas por quienes trabajan en él (se refiere a las características del medio ambiente de trabajo y como son percibidas por los trabajadores).

Cuando hablamos de un clima laboral nos referimos en concreto al medio ambiente humano y físico en el que se desarrolla el trabajo cotidiano. Influye en la satisfacción y por lo tanto en la productividad. También podríamos definirlo como el ambiente que se desarrolla entre los empleados dentro de una empresa u oficina.

La calidad del clima laboral influye directamente con la satisfacción de los trabajadores y con ello mejora notablemente la productividad. Siguiendo esta lógica mientras que un buen clima laboral se orienta hacia los objetivos generales de la empresa, un mal clima destruye el ambiente del trabajo ocasionando situaciones de conflicto o malestar de los empleados y esto genera bajo rendimiento, de ahí la importancia de aplicar encuestas para empleados que nos ayuden a medir el nivel de satisfacción del empleado.

 

Calidad del clima laboral.

Esta se encuentra muy relacionada con el manejo social de los directivos, con el comportamiento que tienen hacia los trabajadores y la manera en la que se relacionan, la interacción que tienen con la empresa así como de las herramientas que se utilizan y las características propias de los empleados.

Por ejemplo: cuando “Starbucks” logró su expansión a nivel mundial, Howard Behar, quien fuera el presidente de esta gran empresa, comenzó a mandar felicitaciones escritas a cada empleado el día en que cumplieran años, esto le daba a cada uno de ellos un valor agregado ya que ninguno creía ser un empleado más y todos se sentían especiales. Este tipo de acciones han hecho que esta marca sea reconocidas nivel mundial.

Lograr un buen clima laboral dentro de una organización es responsabilidad de los directivos, que con su cultura y con su manera de gestionar deben preparar el terreno adecuado para que este se desarrolle plenamente.

 

¿Quién mide el clima laboral? 

El departamento de Recursos Humanos es el indicado para evaluar el clima laboral que existe dentro de la empresa y así poder tomar decisiones para mejorarlo si es necesario. Un buen clima laboral repercute de manera directa en el desempeño y satisfacción de los empleados. Si no es el adecuado, no lograrán desarrollar todo el potencial, aún teniendo las aptitudes necesarias para cubrir el puesto.

Determinar y analizar en qué estado se encuentra la satisfacción laboral de los empleados, ayuda a las empresas a detectar factores que influyen en la obtención de los resultados esperados.

 

Factores que influyen en el clima laboral de una organización. 

Liderazgo flexible: Tener la capacidad de adaptarse a múltiples situaciones laborales, facilita un clima de trabajo positivo que guiará a la empresa al éxito.

Relaciones sanas: Para ello debe haber un respeto y buena comunicación. Estos dos puntos repercuten en el ánimo general de la empresa y a su vez es percibido por los clientes.

Autonomía: El tener independencia en tareas habituales genera un buen clima laboral. Dale la certeza a tu fuerza laboral de que confías en su labor y lograrás también la felicidad en el trabajo.

Igualdad: Cerciórate de que todos los miembros de la empresa sean tratados con criterios justos para evitar injusticias y envidias entre ellos.

Espacios de trabajo óptimos: Ofrece el espacio adecuado para que el empleado desarrolle su trabajo, desde un lugar limpio, con buena iluminación, buena distribución de espacios y que cuenten con las herramientas necesarias para realizar su labor.

Reconocimiento: En una empresa, el reconocimiento del trabajo bien hecho motiva a los empleados a crear un espíritu competitivo. Una gran manera de lograrlo es haciendo una encuesta para elegir al empleado del mes.

¿Cómo medir si existe un clima laboral positivo en mi organización? 

Haz una encuesta de clima laboral e identifica si tu fuerza laboral se sientan bien de llegar al trabajo, esto proporcionará la motivación necesaria para que puedan realizar mejor su labor y ser más productivos. Entre los puntos que puedes medir están:

Comunicación: Haz preguntas que te ayuden a conocer si existe comunicación abierta y transparente entre empleados y con sus superiores y haz un análisis del sentido de pertenencia dentro de la organización. A través de una encuesta puedes conocer si los empleados están conscientes de que su trabajo repercute en los resultados generales de la organización. Pídeles su opinión sobre nuevas ideas que ayuden a mejorar los procesos de trabajo.

Equilibrio trabajo-vida: Si conoces los puntos que contribuyen a la falta de equilibrio entre su vida laboral y personal podrás resolver aquellos factores que contribuyen a la falta de satisfacción en el trabajo. Además los empleados se sentirán más seguros si saben que la empresa se preocupa también por otros aspectos de su vida.

Necesidades de capacitación: Evalúa las necesidades formativas de tu fuerza laboral, haz una encuesta para conocer cuáles son los temas en los que necesitan capacitarse y mejorar en su área de especialidad. Esto no solo beneficia a los empleados en su formación profesional, sino a toda la organización, pues tendrán a trabajadores mejores capacitados.

Trabajo en equipo: Evalúa si existe el apoyo para resolver los problemas de la compañía, si existe unidad en el equipo. No es tarea fácil, pues esto implica la aceptación y tolerancia de las diferencias en las perspectivas y estilos de trabajo entre compañeros. Es necesario que vean que están trabajando hacia un objetivo común antes de que puedan ver más allá de las diferencias. ¡Motívalos!

Importancia del clima laboral.

La importancia del clima laboral debe ser una de las más grandes prioridades de la empresa ya que los beneficios que se pueden obtener de mantener un buen ambiente de trabajo son innumerables.  Cualquier empresa que desee lograr un crecimiento debe invertir y concentrarse en lo que pasa en el interior de su empresa, las relaciones entre empleados y por supuesto, medir la calidad de la misma.

En un mundo cada vez más competitivo y con conocimiento democratizado, capturar al mejor talento es parte crucial en la historia de toda empresa, esto se logra brindando un espacio agradable en el cual desarrollar las habilidades de todos, además de comunicar de manera eficiente los valores y visión de la empresa.

A pesar de su importancia, el clima laboral muchas veces es relegado a un plano inexistente por las empresas y otro tanto no se anima a encarar los problemas en su clima organizacional debido a que este tipo de problemas no son fáciles de resolver, se necesita de paciencia, investigación y por supuesto, la participación de cada elemento de la empresa.

¿Estás interesado en conocer el ambiente laboral de tu empresa? 

 

Algunos tips generales. 

Establecer sistemas de recompensas para mejorar el clima laboral: Si bien la satisfacción laboral siempre será una buena recompensa para el trabajador, lo cierto es que establecer un sistema de recompensas o bonos favorece los resultados.

Y es que el esfuerzo que destina el equipo se incrementa cuando existe un incentivo económico. Por no hablar de que el empleado siente que se está valorando precisamente ese esfuerzo adicional que está haciendo. Los sueldos es otro punto que debería revisarse para fidelizar talento.

Favorecer una competitividad sana: Ayuda a incrementar la productividad y se encuentra directamente relacionado con la motivación laboral. Incluso puede hacerse en forma de juego.

La transparencia, clave del clima laboral: Apostar por la transparencia no solo en lo que atañe a cuentas, estrategia de la empresa, procesos, etcétera; sino también con todo lo que tiene que ver con la conciliación, la flexibilidad horaria, las facilidades que existen en caso de situaciones como que un trabajador se quiera pedir un año sabático, tenga un hijo, o similares.

Generar confianza para mejorar el clima laboral: Con el punto anterior, principalmente. Pero la confianza también está ligada con la responsabilidad social de la empresa. Es decir, si se trata de una compañía comprometida con los valores sociales, la sostenibilidad y similares, es más probable que el trabajador se sienta orgulloso de formar parte de ella. Esto mejorará el clima laboral.

Cuidar la comunicación: Aquí la compañía ha de tener las vías adecuadas de comunicación para informar a sus trabajadores de los problemas -y sobre todo de los puntos fuertes- que se están detectando. Una forma de reconocimiento básica que, en cualquier caso, no debería sustituir a un feedback cara a cara con el trabajador.

Fomentar el respeto: Fomentar el respeto no solo entre los mandos -cuya organización debería ser lo más horizontal posible- sino entre compañeros y departamentos. Para detectar dinámicas de grupo el teambuilding puede ser de gran utilidad.

Apostar por la conciliación familiar: Apostar por la conciliación familiar entre la vida personal y laboral del trabajador. No podemos perder de vista que se trabaja para vivir y no a la inversa.

Valorar el feedback de los trabajadores: Valorar el feedback (o llamado retroalimentación) de los empleados es imprescindible para crecer y para conocer cómo se siente la empresa desde las trincheras. Estos datos pueden cruzarse con los relacionados con la percepción externa, por ejemplo. A veces los trabajadores conocen mas del negocio que los mismos dueños.

No descuidar el lugar de trabajo: La comodidad, la incidencia de la luz natural en la oficina, las sillas y hasta si se trata de un espacio abierto o cerrado influyen. Han de existir zonas de descanso para desconectar. Una limpieza, temperatura y decoración adecuadas también contribuyen a crear un clima laboral positivo. Incluso si el emplazamiento de la oficina es accesible.

Apostar la formación para tener un buen clima laboral: Promover la formación para que cualquier empresa crezca es necesario el crecimiento de sus empleados. Y esto pasa por una buena formación que, además, motivará a los trabajadores y les hará sentir que mejoran en su puesto.

Para mayor información, visita los siguientes links: