Oficial mente mañana es el único día donde se suspenderán clases en nuestra escuela, sin embargo como alumnos y como creyentes de nuestras tradiciones, decidimos entre todo el grupo no asistir a las clases el día de hoy.

Y como siempre, ¡jajaja! a mí me preguntaron si iba a llegar, ya que tengo un pequeño pasado donde decimos que no vamos a llegar y llego, aunque esa vez yo avise que si iba a llegar.

Al final de cuentas, el profesor dijo mentiras, los del salón no nos dijeron nada y se pusieron en un plan de “no les hables mi ni nada”

No entendí porque se enojaron si avise que tenía problemas por faltas y que obviamente tenía que llegar para que no repercutirían, porque o sea… está bien que uno repruebe por reprobar un examen o no entregar trabajos, ¿pero reprobar por faltas? o sea … ¡NO! jajaja

Reconozco que si no debí de haber llegado, pero también mi grupo debería de reconocer que al menos no fue por falta de solidaridad como varios decían, sino porque tenía problemas con faltas.

Cambiando de tema, hoy no iremos a la escuela por acuerdo del grupo y obviamente yo tampoco iré porque el día esta sabroso como para quedarse en cama y disfrutar la tarde para que en la noche salgamos a pedir dulces.

Anuncios