Si entiendes que en el sueño no hay pecado,  sabes que luchando se puede hacer. Si entiendes que tan solo fue un día malo, sabes que mañana te esperan bien.

Noches sin paz, sol y final. Cuando llega el dulce encuentro, se te entibia el corazón y empieza a brillar.

Hoy te quiero llevar al otro lado y encontrar nuestras almas en ese lugar. Los perdidos que sin camino vamos, siempre mucho más lejos queremos llegar.

Hoy me vuelvo otra vez y no puedo entender tanta magia y no estar en el cielo. Ya no quiero nada más.

Anuncios