El le dijo:

” Ay pero no te pongas así tengo que decir cosas locas de vez en cuando”

…y después de que ella cayera en el abismo del cafreísmo, un rayo de luz y esperanza tocó su corazón haciéndole ver que las malas mañas en el DF. no debían consumirla.

Ella levantó la mirada, volvió a sonreir como la linda persona que siempre fue y…

…fue feliz para siempre.

fashion

Anuncios